SONIA Y LEÓN (1) La llamada

Eran las cinco de la tarde cuando el teléfono sonó en aquel apartamento con vistas al mar. El piso resultaba ...
Leer Más

SONIA Y LEÓN (2) Café Ágata

Dos jornadas más tarde, se escuchaba el sonido del timbre que daba acceso a aquella vivienda que Sonia habitaba desde ...
Leer Más

SONIA Y LEÓN (3) El incidente

—Pues ya va haciendo un poco de calor. ¡Y eso que aún quedan unos meses para el verano! Me apetece ...
Leer Más

SONIA Y LEÓN (4) Segunda visita

—Por supuesto que no me importa —respondió el hombre con tono convincente—. Recuerda que lo primero que me revelaste nada ...
Leer Más

SONIA Y LEÓN (5) Hay una explicación

—Ya veo. La verdad es que te mereces una aclaración; sin embargo, ahora y en mitad del trabajo, no te ...
Leer Más

SONIA Y LEÓN (6) Confesión

—Cierto. Yo ya no sabía cómo pedirle a Dios para que la salud de mi madre mejorase, pero no había ...
Leer Más

SONIA Y LEÓN (7) Huérfana

—Un momento, Sonia ¿acaso estás sugiriendo otra alternativa a la muerte de Gabriel? —Si te digo la verdad, yo estoy ...
Leer Más

SONIA Y LEÓN (8) Accidente previsto

—Magnífico, Sonia. Está claro que has acertado. Te felicito y te animo a que no decaigas, a pesar de todos ...
Leer Más

SONIA Y LEÓN (9) Tu piel es mi piel

—Sí, es cierto. Yo, en tu lugar, ni siquiera sabría lo que habría hecho. ¿Qué otra opción existía? La gente ...
Leer Más

SONIA Y LEÓN (10) Visiones

—O sea, te refieres a conocer los motivos por los cuales esa extraña habilidad se ha desarrollado en ti —comentó ...
Leer Más

SONIA Y LEÓN (11) Ánimo de mejora

—No, León. Esa palabra no me gusta. ¿De veras crees que tengo escondida por ahí una bola de cristal? En ...
Leer Más

SONIA Y LEÓN (12) Reacción

—¿Y cómo es ese proceso adaptativo frente a mí? —Contigo me siento cómoda, creo que tu actitud es la justa ...
Leer Más

SONIA Y LEÓN (13) Removiendo el pasado

—De veras, León, alégrate. Hay cosas en la vida que al principio parecen horribles, pero que transcurrido un tiempo, se ...
Leer Más

SONIA Y LEÓN (14) Elisa, la camarera

Justo antes de cerrar sus ojos, León se prometió a sí mismo ahondar en su amistad con aquella misteriosa mujer ...
Leer Más

SONIA Y LEÓN (15) Cliente especial

—Vale, ya sé de lo que me hablas —respondió la camarera con un gesto elocuente—. Yo creo que algún día ...
Leer Más

SONIA Y LEÓN (16) Momentos de esparcimiento

—Calma, amigo —expresó la joven mientras espiraba con fuerza—. Tengamos un sábado tranquilo, aunque a lo mejor, te aburres conmigo ...
Leer Más

SONIA Y LEÓN (17) Congeniando

—Pero ¿qué tontería es esa que acabas de decir? —interrumpió el discurso de la compañera la otra camarera—. Solo soy ...
Leer Más

SONIA Y LEÓN (18) Intimidades

—Sí, al menos tu planteamiento es más constructivo que el mío. Espero que en breve, a mí me pase lo ...
Leer Más

SONIA Y LEÓN (19) De las palabras a los gestos

—Oye una cosa, León. Debes disculparme por lo que te he dicho antes con respecto a la bebida. No es ...
Leer Más

SONIA Y LEÓN (20) Despertando juntos

Cuando aún no había salido de su asombro, este llegó a más, al comprobar cómo la cabeza de Sonia descansaba ...
Leer Más

SONIA Y LEÓN (21) Telepatía de domingo

—Pero, ¿qué estás diciendo, tonto? Además, no me gusta esa palabra, parece que estás hablando de esos héroes de cómics ...
Leer Más

SONIA Y LEÓN (22) ¿Y mis secretos?

—Claro, no es esa mi intención —respondió el hombre con convicción—. Sin embargo, ahora que sé algo más de ti, ...
Leer Más

SONIA Y LEÓN (23) Rumores

En la mañana del lunes… —Pero, jefa —comentó sorprendida Elisa—. ¿Qué horas son estas? Hacía ya mucho tiempo que no ...
Leer Más

SONIA Y LEÓN (24) Cómo empezó todo

—No, en absoluto, he aprendido a ser discreta. Simplemente, ellas lo han adivinado porque yo suelo ser puntual y esta ...
Leer Más

SONIA Y LEÓN (25) Incomprendida

—Pues no te lo vas a creer, León, pero a pesar de la tensión del momento y de que aquella ...
Leer Más

SONIA Y LEÓN (26) La viuda

—Claro que sí —respondió con prontitud la propietaria del café Ágata—. Recuerdo perfectamente cómo no paraba de fumar. Y ¿por ...
Leer Más

SONIA Y LEÓN (27) Enigma sin resolver

—Claro, Sonia. Se me hacía difícil vivir con esta incertidumbre que me consumía por dentro. Él me expresó claramente, antes ...
Leer Más

SONIA Y LEÓN (28) Juego de llaves

—Ah, qué bien escuchar eso. Creo que es una respuesta muy inteligente por tu parte. —Además, ya sabes que se ...
Leer Más

SONIA Y LEÓN (29) Apacible romance

—Caramba, Sonia, qué gran responsabilidad estás poniendo en mis manos. ¿Y si yo fuese un peligroso ladrón y cuando llegases ...
Leer Más

SONIA Y LEÓN (30) Un nuevo caso

—Pues claro que te has explicado, mi amor —replicó de inmediato Sonia—, pero me parece a mí que en la ...
Leer Más

SONIA Y LEÓN (31) El pequeño Pablo

—De ese modo, me acerqué a la mesa donde se encontraban la madre y el crío y como ya te ...
Leer Más

SONIA Y LEÓN (32) El pediatra

—Consulte en las guías de salud, en los seguros médicos, entre familiares o conocidos y procure averiguar si ese médico ...
Leer Más

SONIA Y LEÓN (33) La mejor respuesta

—Así fue, León. En la tarjeta, se añadía que esa misma tarde ambos se pasarían por el local. —Me pongo ...
Leer Más

SONIA Y LEÓN (34) Un nuevo año

Y las semanas y los meses transcurrieron. Felizmente, para la recién creada pareja, el vínculo emocional entre ellos se reforzó ...
Leer Más

SONIA Y LEÓN (35) Intuición compartida

—Te diré algo interesante —comentó León con aire de intriga—. Con el tiempo que pasamos juntos, creo que se nos ...
Leer Más

SONIA Y LEÓN (36) ¿Paranoia o realidad?

—Caramba, qué ignorancia la mía —respondió con preocupación Sonia—. ¿Va algo mal entre vosotros? —Si fuese solo algo lo que ...
Leer Más

SONIA Y LEÓN (37) La petición

—Por supuesto que sí —replicó Carmen—. Fíjate, es como si me hubiese venido de repente a la cabeza esa inspiración ...
Leer Más

SONIA Y LEÓN (38) ¿Buenas o malas noticias?

—Pues la verdad es que te lo agradezco —respondió Joaquín mientras realizaba un gesto de complicidad con la dueña del ...
Leer Más

SONIA Y LEÓN (39) Un mundo no tan agradable

—Sonia, por Dios, no minusvalores tus cualidades. Mira tus antecedentes al respecto: son extraordinarios. Al escucharte, he notado que todo ...
Leer Más