Entrada siguiente

TU MIRADA (para Verónica)

Lun Feb 12 , 2018
TwittearCompartirCompartirPin0 Compartir       Ayer iba en el metro. Era tarde. Cansado, deseaba llegar cuanto antes al hotel de Madrid donde me alojaba. Estaba como ensimismado; el rítmico traqueteo del vagón hacía que mi cabeza permaneciera agachada en dirección al suelo. Intentaba guardar energías con esa actitud. De repente, […]